Posteado por: erickterapeuta | diciembre 11, 2008

Diente de León

Achicoria amarga / Amargón / Taraxacón

Nombre científico:        Taraxacum officinale Weber

Familia:                               Asteráceas Compuestas

Centro de origen:

Se distribuye en prados y herbazales nitrificados, sobre suelos frescos del mundo Holártico.

Partes usadas: Raíz por su mayor concentración de activos y toda la planta.

Descripción:

El diente de león es una planta vivaz. Tiene una raíz bastante gruesa que cuando se corta segrega una leche muy blanca; del extremo superior de la misma brotan las hojas, por lo que parece como si no existiera tallo, aunque en realidad lo posee muy corto.

Estas hojas son muy variadas en cuanto a morfología: algunas con bordes dentados o casi enteros y otras divididas en segmentos profundos, que llegan hasta la vena principal. En el extremo apical aparece una cabezuela de flores rodeada por una serie de brácteas verdes. Estas flores tienen forma de lengüeta y son de color amarillo. El diente de león florece abundantemente en primavera, volviendo a florecer más tarde y con menos intensidad en verano y otoño.

Propiedades e indicaciones:

De entre todas las virtudes achacables a esta planta, cabe destacar que es un buen estimulante del apetito, debido al principio amargo existente en la raíz y hojas. Y actúa como un excelente drenador hepato-renal. Así mismo, presenta importantes acciones coleréticas y colagogas, es decir, que estimula la secreción de bilis de la vesícula y las vías biliares.

Tónico hepático suave, con alto contenido en vitamina A en su hoja, porque lo puedes usar en ensaladas. Como coadyuvante puede ayudarte a mantenerte o a bajar de peso.

Se puede utilizar para diarreas, retención de líquidos, ataques cardiacos, problemas de la piel, aumenta la producción de leche. Se aplica también para cáncer de mama, apendicitis y problemas digestivos, retención de líquidos. El efecto diurético es debido a la inulina. Dado que aporta potasio, no hay problema de que carezcas de este por efecto de diuresis. Es muy activo que combate las células cancerosas impidiéndoles también su crecimiento, es decir, es citotóxico.

Preventivo del cáncer, evita el desarrollo de las células cancerígenas. En la diabetes, el contenido de inulina del diente de león, favorece porque no requiere azúcar y los niveles de azúcar se vayan dosificando, el problema en un diabético no es el azúcar sino su absorción, las membranas de la célula tiene memoria, por lo que crea un rechazo a la azúcar refinada. La mejor manera de tratar a un diabético es con azúcar natural.

La raíz del diente de león, desecada y tostada convenientemente, se ha empleado durante mucho tiempo como sucedáneo del café o para adulterar éste.

Sustancias activas:

Las hojas contienen flavonoides, cumarinas y vitaminas B y C. En la raíz encontramos inulina, resina y un derivado triterpénico. Tanto en las hojas como en la raíz aparece un principio amargo llamado taraxacina, siendo uno de los principales. Contiene terpenos (sustancias aromáticas que no contienen oxígeno por lo que son de carácter graso) útil para tónicos hepáticos y microbianos. Contiene inulina (el equivalente del almidón pero en lugar de glucosa, la fructuosa). Contiene mucílago, los cuales son preventivos de cáncer. Tiene ácidos grasos esenciales, porque lo requiere tu cuerpo para fabricar bilis, mielina, membrana celular y hormonas. Contiene también flavonoides, por lo que es antioxidante y sirven como tónicos capilares y venosos. Los flavonoides son más activos en presencia de vitamina C, por lo que se aconseja acompañarlo con frutas y verduras. Contiene vitaminas A, D,  y B, C. en minerales contiene hierro, sílice, magnesio, sodio, potasio, cobre y fósforo. El fósforo sirve para fijar el calcio en huesos, detener hemorrágicas además de ser el elemento fundamental para transportar la energía (ATP), ej. Los frijoles contienen mucho fósforo. Una persona diabética ocuparía fósforo. En cuanto a sus propiedades diuréticas, se deben principalmente a los polifenoles que contiene.

Contraindicaciones:

Obstrucción de las vías biliares, empiema biliar. No prescribir formas de dosificación con contenido alcohólico a niños menores de dos años ni a consultantes en proceso de deshabituación etílica.

El látex de la planta fresca puede producir dermatitis de contacto.

En uso interno debido a su contenido en sustancias amargas puede causar molestias gástricas, con hiperacidez. Para evitarlo recomendamos asociar drogas mucilaginosas, como el malvavisco.

El uso de diuréticos en presencia de hipertensión o cardiopatías, sólo debe hacerse por prescripción y bajo control médico, dada la posibilidad de aparición de una descompensación tensional o, si la eliminación de potasio es considerable, una potenciación del efecto de los cardiotónicos.

Tener en cuenta el contenido alcohólico del extracto fluido y de la tintura.

Dosificación y vías de administración:

La dosis es de 2 a 8 gr de infusión 3 veces al día, como preventivo. Aunque lo ideal es el jugo de la raíz, tomando de 10 a 20 ml por día (1 a 2 cucharadas al día), junto con una infusión.

Con la decocción de raíces y hojas se prepara una tisana depurativa. Una cucharada sopera por taza, se hierve durante 2 minutos y se toman 3 tazas al día, antes de las comidas.

En extractos, si es fluido, se toman de 30 a 50 gotas, 3 veces al día. Con el extracto seco se puede tomar de 1 a 3 gr al día, repartidos entre las comidas.

Tintura (1:10) 50 a 100 gotas, una a 3 veces al día.

Anuncios

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: