Ajenjo

AbsintioAjenjo

Nombre científico:        Artemisia absinthium

Familia:                               Compuestas

Centro de origen:

Especie espontánea de la flora de algunos países mediterráneos, específicamente de Europa, Asia y del Norte de África, desde donde fue implantada en América del Norte. En nuestro país se encuentra en los estados de Veracruz, Michoacán, Chiapas y el Distrito Federal. Crece en terrenos y ambientes frescos.

 

Partes usadas:   Toda la planta. Sumidad florida y hojas.

Descripción:

Es una hierba de olor particular y color blanco grisáceo. Tiene tallos erguidos, con ángulos y ramificados. Sus hojas son pecioladas. Posee inflorescencias en racimos unilaterales, no muy grandes y redondos de color amarillo. Fruto en aquenio de superficie lisa y de tamaño no muy grande. Floración durante toda la época cálida del año. En climas frescos raramente florecen. Las cabezuelas tienen poco valor ornamental. Su multiplicación es mediante semillas en primavera o bien por división de las macollas.

 

Propiedades e indicaciones:

Característica similar a la artemisa, es una de las plantas más amargas, siendo tónico hepático. Colerético (producción bilis) colagogo (secreción de bilis), por lo que se vuelve un depurativo. Cuando las plantas son demasiado amargas, su uso no debe ser muy prolongado, ej. Tomar una semana y descansar otra, sobre todo por el contenido de alcaloides. Los taninos en las plantas irritan en cierto momento el estómago. Suele utilizarse como digestivo y antiparasitario. El ajenjo es una de las consideradas más amargas, que con el uso constante puede llegar a afectar el sistema nervioso. La alcachofa es una planta más noble que el ajenjo, y se puede utilizar por más tiempo. Los alcaloides son sustancias que deprimen en su uso continuo al sistema nervioso.

También es aplicado para los casos de dispepsias hiposecretoras (digestiones pesadas con sensación de plenitud e hinchazón), atonía digestiva (falta de movimiento intestinal), gastritis y espasmos digestivos, disquinesia biliar (desorden del tracto biliar que causa vaciamiento anormal de la vesícula con dolor secundario), anorexia (pérdida del apetito), amenorreas (ausencia de periodo menstrual), Hipomenorreas (menstruaciones muy escasas y breves), migrañas, ascaridiasis (infección intestinal causada por el gusano parasitario áscaris lumbricoides), oxiuriasis (infección parasitaria, gusano blanco (verme o parasito) que puede alojarse en el intestino grueso), enterobiosis (parasitosis intestinal causada por Enterobius vermicularis).

 

Sustancias activas:

Principalmente principios amargos y aceites esenciales.

Aceite esencial (0,2 – 1,5 %): Monoterpenos: limoneno, sabineno, canfeno.
Sesquiterpenos: cadineno, azulenos, bisabolenos.
Monoterpenoles: tuyol (9%).
Esteres terpénicos: tuyonas (35 – 45%).
Principios amargos: Lactonas sesquiterpénicas: absintina, anabsintina, absintólido.
Otras lactonas sesquiterpénicas: artabsina, matricina.
Pelenólidos e hidroxipelenólidos.
Otros componentes: Flavonoides
fenil corboxílicos (caféico)
Resinas
ácidos orgánicos
Carotenos
taninos

 

Contraindicaciones:

El uso prolongado. El ajenjo es un fuerte irritante gastrointestinal. La tuyona a dosis altas tiene efectos tóxicos en el sistema nervioso central, lo que ocasiona problemas psíquicos y sensoriales. Los síntomas más comunes por intoxicación son: vómitos, retención urinaria, mareos, convulsiones. Contraindicado en embarazo, lactancia, epilepsia, úlceras gástricas e intestinales, colon irritable.

Dosificación y vías de administración:

Dosificación general por dos semanas; aproximadamente 2 gramos por cada taza, equivalente de 8 a 10 gramos por litro. 1 a 3 ml por día si es en tintura establecida por la comisión E. Como una regla general los amargos pueden ser antes o después de los alimentos.

Anuncios
A %d blogueros les gusta esto: